Publicado por D.E.M.A. ● 6 julio, 2021

Descubrí cómo superar un desgarro isquiotibial

Conoce de qué se trata el desgarro isquiotibial, cómo prevenirlo y cómo tratarlo con la ayuda de una muslera térmica.

desgarro isquiotibial

El desgarro es una lesión que puede ocurrir en los músculos o en los tendones ⏤tejidos cuya función es unir la musculatura al hueso. Se genera al producirse un estiramiento o un corte de dichas fibras, y cualquier persona puede tener una lesión de este tipo, aunque hay actividades y movimientos que lo facilitan. La persona sufrirá mucho dolor y otros síntomas, dependiendo del tipo de lesión y las fibras que resulten afectadas. 

¿De qué se trata el desgarro isquiotibial?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los isquiotibiales son un grupo de músculos ubicados entre la pelvis y la rodilla, es decir en el muslo. Son los encargados, principalmente, de actividades como correr, saltar, bailar, extender la cadera, caminar: todo lo que tenga que ver con mover hacia adelante y hacia atrás la pierna. 

El desgarro ocurre cuando estos músculos se estiran más de la cuenta, y la lesión puede ser total o parcial. Es muy frecuente en ejercicios físicos de gimnasio y en algunos deportes como el fútbol.

El desgarro isquiotibial genera, principalmente:

  • Dolor agudo en la parte posterior del muslo.
  • Sensación de estallido o corte interno al momento del accidente.
  • Hinchazón a las pocas horas.
  • Coloración anormal ⏤puede ser moretón o no.
  • Incapacidad de uso de la musculatura ⏤no soportar el peso.

¿Cómo se previene?

Para responder esta inquietud, se deben destacar sus causas principales. Ellas son:

  • La falta de calentamiento o estiramiento muscular antes de una actividad.
  • Exceso de trabajo muscular, que genera una incapacidad de absorción de energía ante una mayor exigencia.
  • Falta de desarrollo muscular en los cuádriceps: esto podrá generar una sobretensión en los isquiotibiales.
  • Falta de desarrollo muscular en los glúteos, debido a que ellos trabajan en conjunto con el muslo para la estabilización de la pelvis: el poco desarrollo de glúteos provocará una sobrecarga en los isquiotibiales.

Además, como método de prevención es recomendable tener una rutina diaria de estiramiento de los músculos isquiotibiales, siempre atendiendo a los límites propios. 

Tratamiento

El desgarro isquiotibial es una lesión sumamente paralizante. Lo primero que debés hacer es consultar con un especialista de la salud. Tené en cuenta como parámetro que si no podés soportar peso sobre la pierna, la lesión no es leve.

Visitar a un médico no quiere decir nada malo. Dentro de los posibles tratamientos, están:

  • No realizar movimientos o actividades que puedan utilizar el área afectada.
  • Buscar una manera de evitar el apoyo del peso en dicha pierna, utilizando bastones o muletas.
  • Poner bolsas porta gel en estado frío en la zona muscular (para aliviar un poco el dolor y la inflamación).
  • Reposar la pierna en altura, es decir levantada por sobre la línea del corazón, así la sangre fluye con mayor facilidad.
  • Tomar algún analgésico para aliviar el dolor.
  • Finalmente, siempre es recomendable comprimir la pierna con una muslera.

Solución D.E.M.A.: muslera de neoprene

En estos casos, siempre es recomendable envolver la pierna con una muslera. ¿Por qué? La respuesta es simple: con una muslera los músculos se comprimen y se calientan. Esto significa un soporte muy significativo debido a que estimula el flujo de sangre y, entonces, también acelera la curación, la desinflamación y disminuye las tensiones de las fibras.

D.E.M.A. te ofrece distintos tipos, entre ellos la muslera de neoprene. Ésta tiene 4 centímetros de espesor y un cierre ajustable de abrojo. Es ideal para los desgarros isquiotibiales.

Pero la muslera de neoprene no solamente tiene un uso traumatológico, sino que también colabora con el día a día de los deportistas y los no deportistas con beneficios en toda la región muscular, contribuyendo a aumentar el flujo sanguíneo y la prevención de traumatismos.

Si necesitás adquirir cualquiera de los productos D.E.M.A., utilizá nuestro mapa para encontrar un punto de venta cercano a tu ubicación:

Nueva llamada a la acción

Los contenidos de este sitio no constituyen opinión médica, ni reemplazan una consulta con un profesional de la salud. Ante cualquier duda, póngase en contacto con su médico.

Etiquetas: desgarro muscular, muslera